Autorretratos #Tu Arte Reconstruye

Autorretratos en el Barrio, Serie Nº 10 es parte del proyecto de cine participativo “La Fábrica de Autorretratos”, dirigido desde el 2010 por Llaima Sanfiorenzo, el cual lleva realizando series en varios países y ahora en Puerto Rico. Margaret Mair ha sido co-directora invitada en las últimas tres series. Esta Serie Nº 10 es  un proyecto audiovisual para que los jóvenes puedan contar lo mejor de sí mismos.

Para mi, Llaima Sanfiorenzo De Orbeta, artista y documentalista residente en la Isla de Puerto Rico, este proyecto ha sido una manera de poner los pies en la tierra. Si es cierto que apenas pasaban siete meses luego del devastador paso del Huracán María por nuestra Isla y todos intentábamos recuperarnos, llegar al Caño Martín Peña en San Juan fue descubrir un problema de muchos años aún sin resolver.

Yo, Margaret Mair, como documentalista me gusta acompañar mis proyectos con una investigación histórica del espacio físico dónde me propongo trabajar.  Para mi fue muy interesante descubrir que todas las comunidades que se formaron alrededor del Caño Martín Peña para la época de los años 30 nacieron de la migración campesina como consecuencia del huracán San Ciprián, y desde ese entonces toda esa zona se inunda tras el paso de cualquier tormenta por nuestra isla.  Nosotros no vivimos el huracán San Ciprián, pero este marcó y cambió nuestra historia; formando incluso nuevas comunidades como las del Caño Martín Peña. Los cambios que traerá el huracán María que nos tocó presenciar apenas comienzan a palparse.

Nosotras nos proponemos aportar al levantamiento de nuestra Isla a través de lo que sabemos hacer que es contar historias documentales. Cuando escribimos la propuesta no teníamos una comunidad focal identificada, lo dejamos al azar entendiendo que a donde quiera que fuéramos podríamos lograr el impacto positivo que propone nuestro proyecto.

Tuvimos la oportunidad de reunirnos con los líderes adultos de LIJAC (Líderes Jóvenes en Acción) una organización para jóvenes de las comunidades del Caño Martín Peña que trabaja arduamente en formar líderes jóvenes, críticos y responsables. Nos invitaron a una de sus reuniones para conocer a los jóvenes y enseñarles algunos cortos que recién habíamos hecho en Loíza, Puerto Rico. Hicimos un llamado a participación voluntaria en un proceso que estimamos sería de tres meses. Solo pedíamos de ellos que tuvieran el tiempo para estar con nosotras en todo el proceso, sabiendo que para hacer cine hace falta el colectivo siempre presente en función de la película.

Fueron ocho jóvenes los que se acercaron al final de la presentación con interés en contar su historia y participar del taller que prometía ser entre otras cosas un aprendizaje en algo útil para su futuro y sobretodo una voz para su comunidad.

Los talleres comenzaron en el Museo de Arte Contemporáneo de Santurce donde disfrutaron muchísimo y aseguraron estar “inspirados” en ese lugar. Ya había comenzado algo nuevo para ellos. Cuando comenzamos a trabajar con los ocho jóvenes participantes nos prendamos inmediatamente de ellos; su dedicación a cada ejercicio realizado en el taller, su compromiso social con su comunidad, su elocuencia con temas sociales muy reales para ellos, su profunda sinceridad y creatividad.  Los siguientes dos meses fueron una inmersión en la comunidad con cámara en mano aprendiendo y puliendo técnicas para poder grabar su historia, la que sería presentada en el Museo. Esta comisión de arte, que es un proyecto llamado el MAC en el Barrio, lleva varios años fungiendo como un puente entre artistas y comunidades, queriendo así hacer visible las luchas de las comunidades en un registro que llegue al público y que tenga un espacio dentro del Museo.

Con R.Evolución Latina nos habíamos reunido hacía ya varios meses y retomamos nuestra comunicación un par de semanas antes de comenzar este hermoso y fructífero proyecto el cual R.Evolución Latina apoyó desde su comienzo.  Los fondos otorgados por RL contribuyeron al desarrollo de los talleres educativos en la comunidad que constituyeron 40 horas contacto con los jòvenes y más de 40 horas de grabaciones y capacitación técnica. Esta oportunidad fue invaluable para los jóvenes pues pudieron realmente aprovechar el tiempo con los equipos de cámara y con nosotras como recurso.

Autorretratos en el Barrio, Serie Nº 10 resultó ser un proyecto multimedia donde además de los autorretratos de los jóvenes se integran una experiencia de inmersión a través de un video de realidad virtual y otras proyecciones para recrear la experiencia “de estar” en el Caño Martín Peña. Es muy importante señalar que en este proyecto el retrato de cada jóven aporta a la narrativa colectiva; haciendo que cada autorretrato sea una pieza importante para completar toda la historia. Es una manera de entender que necesitamos las voces de todos para poder contar.  La suma de las partes es el todo. Pensar en vivir y alzar la voz en colectivo es parte fundamental de lo que deseamos llevar con nuestro trabajo.

Es mi barrio, el autorretrato de Abraham, es una historia personal de su amor por el baloncesto, más sin embargo el embate del huracán está muy presente.  Es lo que se dice sin decirse. Su autorretrato capta la situación que aún viven muchas familias en el Caño Martín Peña y en todo Puerto Rico a un año del huracán María.  Vemos a Abraham sentado en dónde sería la puerta de su casa, pero en vez observamos un espacio abierto cubierto por un toldo azul, con un esqueleto de madera alrededor y una mezcladora de cemento junto al sofá de la sala. Muchas familias como la de Abraham han tenido que tomar la iniciativa de reconstruir sus hogares ellos mismos y muy poco a poco.  Los autorretratos de estos jóvenes jamás podrán ser desligados de este momento histórico en nuestro Puerto Rico.

La noche de apertura de la exposición en el Museo de Arte Contemporáneo fue muy emotiva para todos.  Pudimos ver cuán orgullosos se sentían los jóvenes con los videos realizados. Como dijo Keith “estoy muy contento de haber realizado este proyecto para que el mundo entero conozca quienes realmente somos los jóvenes del Caño Martín Peña.”  Para Krystal fue muy importante tener la oportunidad de retratar su trabajo comunitario como parte del grupo LIJAC (Líderes Jóvenes en Acción) que según nos expresó “es un trabajo poco visto y valorado, por lo que hacer un autorretrato de esto ha sido muy importante para mí.”  Ver a todos los familiares de estos jóvenes acompañarlos esa noche deseos de ver su trabajo fue hermoso porque pudieron ver lo mejor de sí mismos, lo mejor del Caño Martín Peña, proyectado en la sala de un museo; una puerta que se abre al mundo entero.

La exposición estará abierta para el público general hasta el 22 de octubre, 2018. El MAC está localizado en el edificio histórico Rafael M. de Labra, en Avenida Ponce de León, Parada 18, Santurce.

Llaima Sanfiorenzo y Margaret Mair